Noticias

Carbures cierra un proceso de reorganización interna para crecer orgánicamente

• Tras una fase de crecimiento inorgánico para posicionarse en el mercado global de la fibra de carbono, la Compañía se reorganiza definiendo las áreas de negocio core con el objetivo de afrontar una etapa de crecimiento orgánico.

• La Compañía ha vendido cuatro filiales e integra la actividad de otras nueve, de las que tres son españolas, una es estadounidense y cinco son mexicanas, en otros tantos centros industriales.

• Los negocios girarán en torno a tres grandes divisiones: Aerospace & Defense, Mobility y Civil Work. Los nuevos directores generales de esas divisiones son Javier Moreno, Josef Neuhäusler y Raúl García Hidalgo, respectivamente.

• La corte de Nueva York investiga la “especulación ilegal” sobre acciones de Carbures por parte del fondo Emerging Markets Intrinsic (EMI).

Madrid, 30 de marzo de 2016. Carbures entra en una tercera fase empresarial, la de crecimiento orgánico. Tras una primera fase de crecimiento inorgánico con el objetivo de posicionarse en los principales mercados mundiales para la fabricación de piezas de avión, coche y estructuras de obra civil en fibra de carbono, la Compañía ha cerrado una segunda etapa de consolidación interna, en la que ha reorganizado su estructura y sus activos industriales para reducir los costes derivados de la etapa anterior, que ha tenido un importante impacto en los resultados del grupo del año pasado.

En este sentido, la Compañía cierra en estos días su cuenta de resultados de 2015, con una cifra de ventas de unos 66 millones de euros y un EBITDA negativo de unos 6,8 millones de euros. A este resultado ha contribuido también el hecho de que los lineales a China no hayan empezado a entregarse. El contrato con Shenyang Hengrui establece que el pago se efectuará a la recepción y montaje de cada lineal. El primer envío, el de la prensa para piezas de coche en composite, se realizará en próximas fechas.

Por otra parte, la Corte de Nueva York ha admitido a trámite las pruebas presentadas por Carbures contra la “especulación ilegal” que se llevó a cabo con acciones pignoradas por el fondo turco Emerging Markets Intrinsic (EMI) como garantía de un préstamo a la Compañía. Carbures reclama ante el juez una indemnización de 150 millones de dólares al fondo turco. El proceso de consolidación del grupo lo ha realizado el nuevo equipo directivo de la Compañía a lo largo del primer trimestre de este año con el objetivo de optimizar los procesos industriales, minimizar costes, impulsar el crecimiento orgánico y así mejorar los resultados de 2016.

or ello, durante el proceso de reorganización, la Compañía ha vendido cuatro filiales y ha integrado la actividad de otras nueve, de las que tres son españolas, una es estadounidense y cinco son mexicanas (filiales de PYPSA). Esa actividad la han asumido otras plantas del Grupo. El objetivo de la Compañía es generar economías de escala y alcance, así como reducir costes y ordenar las líneas de negocio y los activos y pasivos vinculados a cada una de ellas. El proceso de reorganización marcado por la Compañía en 2016 está basado en una serie de medidas. En primer lugar, Carbures se desprenderá de las actividades y las sociedades dependientes donde ha tenido presencia hasta el momento, pero que quedan fuera de la actividad core del grupo, como son la formación, la gestoría y el diseño de programas de gestión empresarial.

Además, los negocios se organizarán en torno a tres grandes divisiones: Aerospace & Defense, Mobility y Civil Work. Según criterios geoestratégicos sectoriales, las plantas industriales de referencia de cada una de las divisiones se han situado en las siguientes localizaciones: Aerospace & Defense, en el eje Sevilla-Cádiz; Mobility, en Munich (Alemania); y Civil Work, en Ciudad de México (México). Cada una de estas divisiones tendrá al frente una filial, a la que se aportará, vía segregación, la rama de actividad correspondiente de la Compañía y las sociedades vinculadas a cada una de ellas. Igualmente, en cada división, se localizará toda la actividad que le es propia, así como las sociedades relacionadas y los activos y pasivos correspondientes, por lo que Carbures, la cotizada, se convertirá exclusivamente en una holding tenedora de las acciones y participaciones de las tres divisiones. El grupo ha nombrado en las últimas semanas a nuevos responsables en cada una de las divisiones. En todos los casos, son personas que ya estaban vinculadas al grupo y que han promocionado.

Así, los nuevos General Managers son:

• Aerospace & Defense: Javier Moreno. Ingeniero Naval, ha ocupado diversos puestos en el Grupo como Chief Commercial Officer, Director General o miembro del consejo de Carbures en China. Moreno dirigirá la subholding desde España. Esta división contará, además, con Domingo Ureña como asesor estratégico.

• Mobility: Josef Neuhäusler. Ingeniero Industrial con más de 20 años de experiencia en automoción, principalmente en el sector de la ingeniería. Creó su propia compañía, aXcep, que fue absorbida en 2014 por el grupo Carbures. Neuhäusler dirigirá esta división desde Alemania y tendrá el apoyo estratégico del grupo LAS Holding, vinculado a Wilbur Ross.

• Civil Work: Raúl García Hidalgo. Ingeniero con 36 años de experiencia, la mayoría de ellos vinculado a Pypsa (perteneciente al grupo Carbures actualmente). Ha dirigido y administrado proyectos de ingeniería, principalmente en plantas industriales y civiles. Dirigirá esta subholding desde México y tendrá a Antonio Zama como asesor estratégico.

Modelo industrial creciente frente a resultados negativos puntuales Durante 2015, Carbures se vio gravemente afectada en el desarrollo de su plan de crecimiento como consecuencia del periodo de suspensión de cotización en el que estuvo inmersa entre octubre de 2014 y enero de 2015, que paralizó a la Compañía en su práctica totalidad, así como decisiones erróneas en el resto de sectores core del Grupo tomadas durante 2015. Ello derivó en una situación financiera complicada, que ralentizó el ritmo de crecimiento de la Compañía. Precisamente, este retraso en la ejecución de los planes de la Compañía ratifica la validez de su modelo industrial y del producto que ofrece al mercado. El área aeronáutica de Carbures ya es rentable, a la espera del cierre de proyectos en automoción y obra civil.

En este sentido, la Compañía prevé este año batir el récord de 2015, con cerca de 39.322 piezas de avión fabricadas. A día de hoy, la fábrica de Jerez de la Compañía está trabajando al 66 por ciento de su capacidad y se prevé que en 2017 alcanzará su plena capacidad. Los centros de Jerez, Sevilla e Illescas trabajan en 2016 a toda máquina y Carbures refuerza así su posicionamiento como referente europeo en la fabricación de piezas de avión en fibra de carbono y otros composites. La Compañía tiene una cartera de pedidos ya firmada de piezas de avión que le permite alcanzar una mayor velocidad crucero de fabricación de piezas con un incremento de pedidos por parte de los grandes fabricantes para este ejercicio y el que viene. En cuanto a la línea de actividad de automoción, Carbures realizará, en próximas fechas, desde el puerto de Bilbao, el envío de la primera pieza del lineal hacia China. Se trata de la prensa de piezas de coche en fibra de carbono, que se carga en un barco mercante rumbo a China.

Ese mismo día, la fábrica de Carbures en Múnich, Alemania, envía a China otra de las piezas del lineal, los inyectores de fibra de carbono para la fabricación en series largas de piezas de coche. Se estima que lleguen al puerto chino de Changshu a principios de junio. Paulatinamente, se irán enviando el resto de piezas del lineal al cliente chino. De acuerdo con el criterio contable aplicado, Carbures no reconocerá ningún ingreso correspondiente a este contrato hasta que la totalidad del lineal (prensa, robots y maquinaria auxiliar) esté instalado y en funcionamiento. En este sentido, el criterio contable aplicado en 2015 con respecto a la venta del lineal a China ha causado un menor EBITDA al presupuestado.

El negocio de obra civil presenta una evolución menor principalmente por la caída del precio del petróleo, que ha ralentizado la inversión pública en nuevos desarrollos (en México) y ha dificultado la financiación de otras obras públicas (tanto en México como en Ecuador). Además de lo antes mencionado, el EBITDA se explica por otra serie de acontecimientos extraordinarios puntuales, como los derivados de los costes asociados al asesoramiento financiero y legal en la instrumentalización de los warrants de Black Toro Capital y Wilbur Ross, y el gasto de la demanda presentada contra Emerging Markets Instrinsic (EMI) ante los tribunales de EE UU en defensa de los intereses de Carbures.

La Corte de Nueva York investiga la “especulación ilegal” sobre acciones de Carbures En este sentido, la Corte de Nueva York ha iniciado, por la demanda de Carbures, que ha sido admitida a trámite, una investigación sobre la “especulación ilegal” que se llevó a cabo con las acciones de Carbures prestadas al fondo turco Emerging Markets Intrinsic (EMI). Carbures ha verificado que el fondo EMI “especuló ilegalmente” con sus acciones tras la formalización en septiembre de 2015 de un crédito por un importe de siete millones de euros, de los que solo se dispusieron tres millones. La Compañía presentó en noviembre una demanda de 150 millones de dólares por daños y perjuicios tras la pérdida de valor en la cotización de la compañía. Carbures ha detectado préstamos de valores y operaciones en corto que, entre otras cosas, lastraron a la baja la cotización de la Compañía en tres jornadas, con caídas del 33% entre el 24 y el 26 de noviembre de 2015. Tras abrir el 24 de noviembre en 0,79 euros, dos días más tarde cerró en 0,53 euros. Carbures detectó a finales de noviembre operaciones especulativas que considera ilegales con acciones de la Compañía que estaban causando su caída en el mercado bursátil. Por ello, presentó en los Tribunales de Nueva York una demanda de 150 millones de dólares contra Emerging Markets Intrinsic (EMI) al haber detectado actividad ilícita de negociación y préstamo de acciones de Carbures que se encontraban pignoradas, exclusivamente como garantía, en una operación de financiación de la Compañía. Al tratarse de acciones depositadas como garantía del citado préstamo, las acciones no debían ser negociadas ni prestadas. Carbures inició entonces acciones legales contra el prestamista, el agente del préstamo, sus administradores y el custodio.

© 2015 Carbures Europe S.A. Todos los derechos reservados. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

United Kingdom Bookmaker CBETTING claim Coral Bonus from link.